Fran vs Mallo

Como continuación de la entrada anterior, en esta ocasión será Fran el que le plantee 5 preguntas a Mallo. ¡Vamos a por el 2º round !

Fran vs Mallo

¿Qué es para tí el liderazgo?

Creo que algo así me pregunté antes de aceptar la dirección en mi centro, de hecho recuerdo haber acudido directamente al diccionario. Cuando allí leí que esa condición de líder podía llevar implícita una situación de superioridad no me ví para nada reflejado en ello, yo no me veía como un líder así. Es cuando entendí que el liderazgo debe ir más allá o, al menos, yo quiero llevarlo más allá.

Para mi el liderazgo debe entenderse también como acompañamiento. Al menos en el mundo educativo veo que el líder no puede situarse siempre en un peldaño superior al resto, quizás haya ocasiones que lo requieran desde la dirección, pero no desde el liderazgo. El líder debe poder orientar y ayudar al resto de su equipo, debe ser justo y comprensivo, y una de las cosas que veo importante es que no puede ser un líder forzado. Se puede acceder a un cargo por imposición o designación, pero un líder no lo es si su grupo no lo respeta y acepta como tal.

¿Qué papel juega el liderazgo en tu centro educativo?

En un centro de las características del nuestro, un centro público de infantil y primaria, el liderazgo es fundamental. El grupo humano no es elegido, y eso hace que los líderes del mismo sean clave para motivar, para optimizar y sacar lo mejor de cada uno y el del grupo. Hablo de líderes porque considero que en mi centro hay más de uno, y eso es algo a potenciar por el bien del grupo, no puede estar todo el peso en una sola persona dentro de un grupo amplio. Creo que solo desde el liderazgo hemos conseguido contagiar al grupo de ciertos factores y actitudes que si miramos atrás han hecho evolucionar al centro positivamente.

Habría que preguntar a mis compañeros más que a mí, pero de muchos de ellos salió la idea de que yo fuese su director y eso, cuando ya conocían mi forma de implicarlos, me lo tomo como una forma de aceptación y una ilusión que nos dio unas posibilidades enormes de trabajar como grupo.


Al inicio de curso, como en el que estamos ahora, ¿cuáles son tus prioridades a la hora organizar tu día a día?

Bueno este inicio de curso en concreto no es el mejor año para esa pregunta, Fran. Nuevas instrucciones en Andalucía respecto a los horarios de cada área, pérdida de personal en el centro, especialistas que no llegan a cubrir todo su horario, … este año en concreto los horarios y encajes de bolillos están ocupando más de la cuenta en el día a día. Pero si nos vamos a años anteriores, intento planificar mucho desde unas semanas antes ese tipo de cosas para que el tiempo en el centro se centre en asuntos más personales y poder atender los imprevistos.

Solemos incluir casi obligatoriamente en estos primeros días un momento de encuentro con cada equipo, con cada persona, para mí eso es importante. Los primeros días se forjan relaciones importantes y hay que fomentarlas. Otra cosa fundamental en mi caso son las formaciones con el claustro, no tenemos mucho tiempo y hay que mostrar cómo queremos hacer ciertas cosas. Cada año intentamos dar un paso más en mejorar nuestra metodología, programación y evaluación y los primeros compases del curso son muy fructíferos para orientar a los compañeros sobre las novedades.


¿Cómo haces para motivar al profesorado de tu colegio?

Esta pregunta es muy interesante dentro del liderazgo. Primero porque no siempre es fácil y segundo porque a veces no lo planificamos o pensamos demasiado y, está claro, que es importante para el centro. En nuestro caso fue más una idea general desde el equipo directivo, creemos firmemente que la motivación del profesorado es clave para el funcionamiento del colegio y desde el primer momento teníamos clara una línea general.

Línea que viene marcada por ser cercanos a los compañeros, por ayudarles en todo lo posible, y por buscar momentos de trabajo en equipo pero también momentos lúdicos. Si queremos metodologías activas en nuestras aulas, era fundamental usarlas también en los momentos de encuentro que tenemos los adultos, los maestros.

No entraré en detalle de cosas concretas, porque en @lideratucole las iremos viendo, pero sí destacaré la que más refieren, al menos delante mía, los compañeros que están y, sobretodo, los que se marchan dentro del habitual movimiento de las plantillas en la pública. Tengo la puerta del despacho siempre abierta para ellos y sus inquietudes o problemas y también que, al parecer, los recibo todos los días con una sonrisa. No es algo premeditado, pero entra en la línea de cercanía y ayuda que nos fijamos, así que intentaré seguir con ello hasta en los días malos, que los habrá.


¿Qué es lo que más te "quema" o sientes que te roba tiempo en tu día a día?

Sin dudas las relaciones personales en un claustro son para mí lo más complejo. También se resiente uno a veces con los cambios o imposiciones normativas, que no siempre permiten que la línea del proyecto educativo avance según lo previsto. Pero si he de elegir lo que más tiempo me roba es lo primero, ya que a la normativa hay que adaptarse rápido y mirar hacia adelante, pero el trato humano no se puede descuidar y seguramente estos son los problemas que ocupan más tiempo en la cabeza de lo que uno desearía. Suelen tener difícil solución y uno quiere darle la correcta, para que los compañeros y el claustro puedan apartarse de ellos y centrarse en la docencia.


Bueno, creemos que este particular combate ha quedado muy igualado, pero y tú que nos estás leyendo… ¿qué opinas sobre lo que Fran me ha preguntado?

Fecha de publicación: 11/09/2019