Comunicación Interna

Trucos para no morir inundado por tanta información.

La comunicación interna siempre supone un reto para todo líder educativo. Por esta razón, hoy compartimos algunos trucos que pueden ayudarte a realizar una comunicación interna eficaz y que la información a transmitir no termine ahogando al receptor.

Decide cuándo, dónde y cómo.

  • Las personas somos generalmente seres de costumbres, por lo que la mejor opción para que los mensajes lleguen de forma eficaz es crear una rutina de publicación. Los Youtubers o Instagramers utilizan esta técnica a la perfección, creando rutinas que sus followers puedan asimilar y que hagan que los mismos esperen un nuevo vídeo o publicación. En el caso de mi centro educativo lo llamamos "Comunicación Interna Semanal" y se realiza todos los lunes a las 09:00h. Todo el claustro espera una publicación cada lunes a las 09:00, con información relevante a esa semana y algunos recordatorios para las siguientes. Crea rutina, no mandes información según se vaya produciendo a no ser que sea algo urgente. Si tus comunicaciones internas vienen siempre en el último momento, algo no está funcionando bien...ya que deberías prevenir estas urgencias y adelantarte a ellas, decidiendo las semanas anteriores y programando estas publicaciones rutinarias de forma que los avisos urgentes se reduzcan a la mínima expresión.
  • Del mismo modo, las personas solemos utilizar distintas herramientas para distintos fines. ¿Por qué no hacemos lo mismo a la hora de comunicarnos? En este sentido, es una muy buena práctica (y que cambia completamente la manera de relacionarse con la comunicación) elegir y definir los canales por los que llegará la información. En multitud de ocasiones se tienen distintas herramientas de comunicación (Grupos de WhatsApp, Telegram, Grupos de Google, WorkPlace, etc.) pero se utilizan indistintamente, creando caos y confusión entre el profesorado y haciendo que la información no llegue de forma eficaz. Mi recomendación es no utilizar los grupos de WhatsApp para información relativa al trabajo, ya que el uso que se le suele dar es mucho más personal (grupos de familias, conversaciones con amigos, etc.). Tal vez sí que lo utilizaría para difusiones urgentes, ya que es una App comúnmente utilizada y que todo el mundo lleva en su bolsillo, pero para nada más. Decide un espacio de comunicación "oficial" y dale la importancia que se merece, de tal forma que se convierta en referente de información dentro de tu institución educativa. Muchas de estas herramientas (como WorkPlace), además, permiten conocer si las personas han leído o no tu publicación y saber quiénes no están al tanto de tal o cual asunto.
  • Por último hablaremos de las formas, ya que las formas, importan...¡y mucho! Mi recomendación es crear mensajes claros y cortos, con la información bien organizada y explicada. Esto no quiere decir que tengamos que dar titulares o una lista finita de puntos a tener en cuenta, sino que debemos cuidar que la publicación que vayamos a mandar sea lo suficientemente corta como para que un docente pueda leerla en 2-3 minutos. Si no es así, a esos 2-3 minutos dejará de leer y se pondrá a otra cosa. ¡No malgastes las flechas que decidas lanzar!

Estos son nuestros primeros trucos para conseguir una comunicación interna eficaz. Sabemos que no son la panacea, pero estamos convencidos que suponen un gran cambio. Y vosotros, ¿qué trucos tenéis para conseguir una comunicación interna eficaz? ¡Estamos encantados de que nos cuentes los tuyos!

Autor: Fran CalmaestraFecha de publicación: 14/10/2019